Tag

Tratamientos anticorrosivos | Pintura industrial | ENESA CONTINENTAL

Tratamientos anticorrosivos

Tratamientos anticorrosivos. La corrosión es un proceso que afecta a la superficie de un material determinado –en este caso el acero- como una serie de alteraciones y reacciones físico-químicas por la acción de agentes naturales.

Los metales –y el hierro en particular- se encuentran en la corteza terrestre en forma de minerales, de óxidos y/o sales. Para transformar estos minerales en metales se requiere energía y mientras más energía demanda el proceso metalúrgico, mayor es la tendencia del metal a volver a su condición original (Oxido o sal).

El acero, cuyo mineral de origen es el hierro en forma de óxidos, no es ajeno a esta situación y está, como se sabe, expuesto a la corrosión u oxidación. 

 

tratamientos anticorrosivos

Sistemas de protección anticorrosiva

Cuando hablamos de sistemas de protección anticorrosiva nos referimos a las acciones que consiguen la protección de una estructura metálica frente a la corrosión. Estas acciones, dependiendo de la superficie a tratar, consisten en el análisis del ambiente a la que estará expuesta la superficie o estructura, sus condiciones de servicio o de trabajo, las posibilidades de acceso a los lugares a proteger, la preparación de la superficie en sí misma, el material de protección o pintura a utilizar, y el propio método de aplicación. En todo sistema de protección, los controles de calidad y el mantenimiento han de contemplarse en todo momento.

Pinturas anticorrosivas para el tratamiento de superficies

Las pinturas  para tratamientos anticorrosivos están formadas por tres componentes: el vehículo (resinas – no volátiles; disolventes – volátiles), los pigmentos y los aditivos.

Las resinas son el componente más importante, por lo tanto son ellas quienes le dan el nombre a los diferentes tipos de pinturas (pinturas de caucho clorado, epóxicas, poliuretano, etc.). Actúan como aglomerante de los pigmentos, afectando sus propiedades (impermeabilidad, flexibilidad, continuidad secado, etc.).

El pigmento -color- está formado por partículas en suspensión y le dan el color a la pintura. Para la protección de estructuras metálicas son importantes los pigmentos que le otorgan características anticorrosivas a la pintura, como el azarcón (oxido de plomo – color naranja), cromato de zinc (color amarillo de zinc), cromato de plomo (color naranja pero menos efectivo que el óxido de plomo), entre otros.

Los aditivos se agregan en pequeñas cantidades y le dan propiedades específicas a la pintura (secantes, etc.)

Los disolventes son líquidos volátiles que reducen la viscosidad de las resinas y permiten mejorar la uniformidad de la capa de pintura, controlar el secado, siendo además, importante en la limpieza de los instrumentos de aplicación.

Las pinturas actúan a través de diferentes mecanismos en la protección de la superficie del acero.

ENESA CONTINENTAL

La dilatada trayectoria profesional del equipo de ENESA CONTINENTAL en los tratamientos anticorrosivos es garantía de cualificación en la aplicación de los productos que se precisan en el sector industrial. Nuestros equipos han recibido formación especializada de acuerdo con las recomendaciones de aplicación según fabricante para cada producto.
Teniendo la excelencia como principal objetivo, desde ENESA CONTINENTAL ofrecemos un asesoramiento técnico especializado que permite optimizar las soluciones a adoptar en obra. Además, siempre queda garantizado el absoluto cumplimiento de la normativa y los máximos estándares de calidad.