ignifugaciónProtección pasiva contra incendios

Protección pasiva contra el fuego. ENESA CONTINENTAL

By enero 8, 2020 No Comments
Taller pintura industrial

Protección pasiva contra el fuego. ENESA CONTINENTAL

Protección pasiva contra el fuego. La protección pasiva contra incendios es un término que abarca un amplio espectro de productos y prácticas. En el sentido más simple, la protección pasiva contra incendios se refiere a los materiales integrados en las estructuras que nos rodean que tienen la intención de frenar o prevenir la propagación del fuego.

El propósito de la protección pasiva contra incendios es maximizar el tiempo disponible para evacuar una propiedad, o evitar que se produzca un incendio en primer lugar.

Sin embargo, el concepto también tiene aplicaciones fuera de la industria de la construcción. El término se asocia con mayor frecuencia con materiales de construcción intumescentes o ignífugos, pero también se aplica a productos como aerosoles ignífugos que están diseñados para aumentar la resistencia al fuego base de telas y artículos decorativos. El factor común es que, independientemente de la aplicación, la protección pasiva contra incendios tiene la intención universal de retrasar o prohibir la propagación del fuego, ya sea de un elemento a otro, o de una habitación a otra.

La siguiente distinción puede ayudar a definir mejor el término. La protección activa contra incendios es un término que se puede usar para describir cualquier sistema o producto implementado para detectar o combatir un incendio (detección de humo, extintores, etc.). Estos sistemas siempre necesitarán algún tipo de disparador para activarse, como el humo de un detector de incendios o un extintor descargado por un usuario.

La protección pasiva contra incendios no requiere activación. Por ejemplo, una puerta cortafuegos es una barrera eficaz resistente al fuego sin necesidad de estímulos externos. Lo mismo puede decirse de vidrio resistente al fuego y placas de yeso. Ambos materiales están diseñados para ser intrínsecamente resistentes al fuego hasta el punto en que finalmente cedan ante el fuego, o el fuego se extinga.

Una excepción a esta regla que debe tenerse en cuenta es el material intumescente, que reacciona expandiéndose cuando se expone al calor para sellar las penetraciones (tuberías, cableado, etc.) a través de superficies resistentes al fuego. Una vez que el material intumescente se ha activado por completo, aplastando una tubería o llenando un vacío, el producto expandido reinstala la barrera contra incendios y evita que las llamas o el humo pasen.

Consulte con ENESA CONTINENTAL para conseguir las mejores soluciones en protección contra incendios, ignifugación, tratamientos anticorrosivos y tratamiento de la madera.

Contacto ENESA CONTINENTAL: clic AQUÍ

SEDE PRINCIPAL

Calle Riu Guadalaviar, 11-15
46930 Quart de Poblet, Valencia.

T: +34 961 114 977
F: +34 961114 975

DELEGACIÓN

Plaza Mayor, 6 16433
Villar de Cañas, Cuenca.

T: +34 969 194 066
F: +34 969 109 018

DELEGACIÓN PORTUGAL

Av. Miguel Bombarda 36, 4º C,1050-165
Lisboa, Avenidas Novas.